Fotos de un paseo para recordar


Verónica Cruz Sobrado, Angélica Mª Rivera Martín y Fernando Llera Cid

Centro de Investigación Agraria “La Orden-Valdesequera”. Junta de Extremadura. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y tlf.: 924 014 035

 

EL TRITICALE

El triticale (X Triticosecale Wittmack), es el primer cereal creado por el hombre, producto del cruzamiento artificial entre el trigo y el centeno. En sus inicios su cultivo tuvo grandes dificultades, ya que existían pocas variedades comerciales, y además, los agricultores desconocían las técnicas de cultivo. Pero es en estos últimos años con la aparición de nuevas variedades, cuando se ha vuelto a despertar el interés por el cultivo del triticale entre los agricultores y también dentro del sector de los fabricantes de pienso, entre estos últimos además, por la aparición de enfermedades com

figura 1

o la Encefalopatía Espongiforme Transmisible, y su relación con el uso de harinas de origen animal en los piensos.

Las características de este cereal son intermedias entre sus progenitores, tomando del trigo su elevada producción e índice de cosecha y el gran número de granos por espiga y del centeno, sus rendimientos estables, rusticidad, gran cantidad de biomasa, resistencia al frío y a la sequía, adaptación a suelos ácidos, mayor contenido en lisina del grano y resistencias a enfermedades.

Su rusticidad y bajas exigencias de suelo, lo hacen idóneo para cultivarse en zonas donde otros cereales resultan marginales.

Respecto al origen de este cereal, se puede decir que en 1875 Wilson obtuvo en Edimburgo el primer cruzamiento entre trigo y centeno que produjo una planta estéril. El primer híbrido fértil se obtuvo en Alemania en 1888. En los años 50 y 60, la universidad de Manitoba (Canadá) y el Centro Internacional de Mejora de Maíz y Trigo (CIMMYT) inician las investigaciones sobre el triticale. Es en este último centro de investigación donde apareció, espontáneamente, la línea Armadillo, con fertilidad casi completa, convirtiéndose en el progenitor de los triticales en todo el mundo.

En 1968, en España, el profesor Sánchez-Monge lanza como cultivo comercial la variedad "Cachirulo". En el CIMMYT se seguía investigando sobre el encamado, el peso específico, el llenado del grano y su fertilidad y en 1975 se lanza la primera

figura 2

variedad comercial de triticale llamada "Yoreme".

En los años 80, y centrándonos en España, donde continúan los trabajos sobre el triticale, el Instituto Nacional de Investigación Agraria y Alimentaria (INIA) obtiene las variedades "Tajuña" y "Camarma". Con el desarrollo del mapa autonómico español, se diversifican los trabajos y se obtienen las variedades "Trujillo", "Montánchez" y "Tentudía". Hay que resaltar los trabajos del equipo de cereales del Servicio de Investigación Agraria (SIA) de la Junta de Extremadura, que dirigido por Jaime Montero de Espinosa, dieron como resultado la inscripción en el registro de variedades del Instituto Nacional de Semillas y Plantas de Vivero (INSPV) de los triticales "TENTUDÍA" (1988), "SIERRA DE VILLUERCAS" (1996)", "SIERRA DE ALMARAZ" (1997), SIERRA DE ARROYO" (1997), "SIERRA DE LA CIERVA" (1997) Y "SIERRA DE LOBOS" (1997).

En los últimos años, fruto de un gran esfuerzo y dedicación, el Departamento de Cultivos Extensivos del Centro de Investigación Agraria Finca “La Orden-Valdesequera”, ha registrado dos variedades de triticale de doble aptitud: “VERATO”, de tipo intermedio (ciclo medio-largo) y “MONTIJANO”, de tipo facultativo (ciclo-medio corto). Estas variedades son idóneas para ser utilizadas en pastoreo directo y dejarlas que sigan su ciclo hasta el final, pues son capaces de proporcionar además

una buena cosecha de grano. En los la parte derecha del texto se muestran las fichas técnicas que recogen la información de dichas variedades.

MANEJO DEL CULTIVO

Llera et al. (2011a) sugieren que para conseguir el éxito 

imagen 1

en el cultivo del triticale de doble aptitud, hay que tener en cuenta tres cuestiones:

- La precocidad, muy importante en los primeros estadios de su desarrollo, ya que cuanto antes se alcance el estado de ahijado, antes podrá ser aprovechado por el ganado y más tiempo tendrá para seguir creciendo y proporcionar una buena producción de grano. Por ello, la siembra debe realizarse en el mes de octubre para que pueda ser aprovechado por el ganado en diciembre.

- El ahijado, ya que a mayor número de hijos mayor cantidad de biomasa va a proporcionar el cultivo. Llera et al. (2011b) han estudiado la tasa de ahijamiento (número de hijos que proporciona una planta) y del índice de supervivencia (hijos que dan lugar a espiga) del triticale de doble aptitud, y han establecido que entre estas dos variables existe una relación negativa, es decir, a medida que aumenta la tasa de ahijamiento disminuye el índice de supervivencia.

 De la Figura 1 se desprende que un ahijamiento elevado provoca un índice de supervivencia bajo (pocas espigas y bajo rendimiento) y un ahijamiento pequeño conlleva un gran índice de supervivencia, pero en condiciones de secano este exceso de espigas no se traduce en un elevado rendimiento, quizás porque la competencia por el agua hace que los granos pesen poco. Una propuesta más razonable, coincidiendo con García del Moral y Ramos (1989), sería una moderada tasa de ahijamiento con un elevado índice de supervivencia.

- La capacidad de rebrote, es decir, que el cultivo sea capaz de regenerar su parte aérea a partir del remanente que haya dejado el ganado tras el pastoreo. El rebrote depende a su vez de tres factores fundamentales:

1º) La intensidad del pastoreo (carga ganadera y duración del pastoreo). El manejo del pastoreo y su impacto sobre la estructura y dinámica del cultivo es de vital importancia, ya que el aprovechamiento forrajero debe hacerse sin que se eliminen los ápices reproductivos de la planta, que permitirán el rebrote y finalmente el espigado de los hijos.

2º) El momento del aprovechamiento. El momento más adecuado es al final del ahijado, ya que los puntos de crecimiento (que darán lugar a las espigas) se encuentran por debajo del nivel del suelo, en el nudo de ahijamiento, y por tanto, no existe peligro de que puedan ser eliminados por el pastoreo. También, en este momento, es cuando se obtiene la mayor cantidad de forraje con una buena calidad. Si se retrasase el aprovechamiento (a partir del encañado), los entrenudos del tallo comenzarían a alargarse empujando la espiga hacia arriba, provocando por tanto, la eliminación de estos ápices reproductivos y se comprometería seriamente la cosecha de grano (Royo, 1992), reduciéndose la calidad al disminuir el contenido de proteína; esta autora, indica que el momento más adecuado para realizar el aprovechamiento del forraje es el correspondiente al estadío 30 (final del ahijado) de la escala de Zadoks et al, (1974).

foto 1

3º) La fertilización nitrogenada tras cada pastoreo, para que se produzca un buen rebrote y se logre una rápida regeneración de la parte aérea de la planta. Llera et al. (1997), Llera (2002) y Gil et al. (2009) han determinado las exportaciones de nitrógeno que realiza el cultivo cuando es pastoreado por el ganado durante el ahijado, estableciéndose una cantidad de nitrógeno a aportar al cultivo en torno a 40-50 kg/ha.

 

 En las explotaciones ganaderas de régimen extensivo, el triticale juega un papel muy importante, ya que el objetivo principal de éstas es que el ganado que pastorea tenga la menor dependencia posible del exterior en relación a sus fuentes de alimentación, de forma que no se vean incrementados sus costes de producción.

En la Figura 2, se observa que los pastos naturales tienen en su curva de producción dos períodos de escasez de alimentos: el invierno, donde las bajas temperaturas paralizan el crecimiento de la hierba, y la época estival, donde las altas temperaturas agostan los pastos. El triticale de doble aptitud es capaz de complementar estos dos momentos críticos debido a su buena capacidad de rebrote, permitiendo así un aprovechamiento a diente al año si las condiciones climatológicas del otoño son normales o dos aprovechamientos, a principio y final del invierno, si éstas fueran muy buenas; y además, al final del ciclo, será capaz de proporcionar una producción de grano que en años con primaveras buenas, desde el punto de 

foto 2

vista climatológico, pueden llegar a los 2.000 kg/ha. No se debe olvidar que este cultivo suministrará también una buena rastrojera para el verano, época en que no hay pastos, solamente de paja en zonas cere alistas y de paja y grano en dehesas.

 EXPERIENCIA EN GRAN PARCELA

 Actualmente, el Departamento de Cultivos Extensivos del Centro de Investigación Agraria Finca “La Orden-Valdesequera” está llevando a cabo una experiencia en gran parcela donde el triticale de doble aptitud es aprovechado a diente por ganado ovino.

 A principios de noviembre de 2010, en una superficie aproximada de 4 ha, se sembró triticale de doble aptitud cv. `Verato´ con una dosis de siembra de 200 kg/ha. Las labores preparatorias realizadas fueron, un pase de vertedera en abril, un pase de grada de discos en octubre y un pase de semichisel días antes de realizar la siembra. El abonado de fondo consistió en 200 kg/ha del complejo 8-15-15. 

Al mes y medio de la siembra, y coincidiendo con el estadio 30 de la escala de Zadoks (final del ahijado), se introdujeron 170 ovejas para que aprovecharan el forraje del triticale (1.696 kg/ha con un 25,53 % de proteína).

► INICIO DEL PASTOREO (04/01/2011) 

Tras 20 días y antes de que el pastoreo pudiera dañar el desarrollo de la planta y comprometer su posterior producción de grano, se decidió sacar las ovejas del triticale y se realizó el abonado de cobertera con 200 kg/ha de nitrato amónico cálcico del 27%.

► ÚLTIMO DÍA DEL PASTOREO Y ABONADO NITROGENADO (24/01/2011)

imagen 2

 

 A partir de entonces, y como muestran las fotografías, el cultivo rebrotó y continuó su desarrollo hasta completar su ciclo y dar la cosecha de grano.

 

► ENCAÑADO (10/03/2011)► AHIJADO (Rebrote) (02/03/2011)

► ESPIGADO (10/03/2011)

 BIBLIOGRAFÍA

GARCIA DEL MORAL, L. F.; RAMOS, J.M., 1989. Fisiología de producción de grano. En: La cebada. Morfología, fisiología, genética, agronomía y usos industriales (Ed. J.L. Molina Cano). Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Ediciones Mundi- Prensa. Madrid (España), 137-178.

 GIL, A.; LLERA, F.; GARCÍA A. Mª.; RUFO, S., 2009. Nuevas oportunidades de alimentación en la dehesa: el Triticale. En: La agricultura y la ganadería extremeñas: informe 2008

Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y Escuela de Ingenierías Agrarias de la UEX. Caja de Ahorros de Badajoz. Badajoz (España), 173-189 pp.

 LLERA, F.; PÉREZ, F.; AYUSO, A., 1997. Fertilización del triticale para forraje y grano. Vida Rural, 42, 42-43

 LLERA, F., 2002. Triticale: El cereal del futuro. Nuevas perspectivas y variedades: grano, forraje y doble aptitud (H.D. nº 6/02). Secretaría General de la Junta de Extremadura. 56 pp. Badajoz (España).

 LLERA, F.; CRUZ, V.; RIVERA, A. Mª.; RODRÍGUEZ, F., 2011a. Capacidad de rebrote del triticale de doble aptitud (forraje y grano): Influencia de la densidad de siembra y la dosis de nitrógeno. En: Pastos, paisajes culturales entre tradición y nuevos paradigmas del siglo XXI. 

imagen 3

Sociedad Española para el estudio de los Pastos. España, 347-352.

 LLERA, F.; RIVERA, A. Mª.; CRUZ, V.; RODRÍGUEZ, F., 2011b. Estudio de la tasa de ahijamiento y el índice de supervivencia del triticale de doble aptitud (forraje y grano). En: Pastos, paisajes culturales entre tradición y nuevos paradigmas del siglo XXI. Sociedad Española para el estudio de los Pastos. España, 353-359.

 ROYO, C., 1992. El triticale. Bases para el cultivo y aprovechamiento. Ediciones Mundi-Prensa,  96 pp. Madrid (España)

 ZADOKS, J.C.; CHANG, T.T.; KONZAK, C.F., 1974. A decimal code for the growth stages of cereals. Weed Research, 14, 415-421.

 

 



Related News


Fotos de mario vaquerizo
Fotos mas chidas para facebook
Fotos de mariana de melo
Plantas tipo palmera fotos
Fotos gratis de mujeres peludas
Fotos de corderos y ovejas