Tipos de nubes fotos

Закрыть ... [X]

TIPOS DE CLIMA Y CAMBIO CLIMÁTICO

El clima es un sistema muy complejo, por lo que su comportamiento es muy difícil de predecir. Por una parte hay tendencias a largo plazo debidas, normalmente, a variaciones sistemáticas como el aumento de la radiación solar o las variaciones orbitales pero, por otra, existen fluctuaciones caóticas debidas a la interacción entre forzamientos, retroalimentaciones y moderadores.

Tipos de clima en el mundo, en nuestro entorno natural.

Ni siquiera los mejores modelos climáticos tienen en cuenta todas las variables existentes por lo que, hoy día, solamente se puede aventurar una previsión de lo que será el tiempo atmosférico del futuro más próximo.

Para el estudio del clima, hay que analizar los elementos del tiempo: la temperatura, la humedad, la presión, los vientos y las precipitaciones. De ellos, las temperaturas medias mensuales y los montos pluviométricos mensuales, son los datos más importantes que normalmente aparecen en los gráficos climáticos.

Hay una serie de factores que pueden influir sobre estos elementos: la latitud geográfica, la altitud del lugar, la orientación del relieve, con respecto a la incidencia de los rayos solares o a la de los vientos predominantes, las corrientes oceánicas y la continentalidad, que es la distancia al océano o al mar.

Tipos de clima en el mundo

DIFERENTES TIPOS DE CLIMA
En el mundo los tipos de clima se clasifican en tres grupos:

CÁLIDOS
Clima ecuatorial:
Debe su nombre a su proximidad a zonas cercanas al Ecuador. Característica especial de este clima es la formación de grandes nubes, debidas a la subida de aires cálidos y húmedos. Estas grandes nubes descargan lluvia prácticamente cada tarde, lo que favorece la vegetación y la formación de grandes bosque selváticos.

Una curiosidad de este clima es que se desplaza geográficamente dependiendo del empuje que producen los vientos. La temperatura oscila todo el año entre 20 y 27º C, y lo más bajo que podemos encontrar 5º C. La humedad relativa es muy alta, siendo mucho mayor en los meses de equinoccio.

Región amazónica, parte oriental de Panamá, Península del Yucatán, centro de África, occidente costero de Madagascar, sur de la Península de Malaca e Insulindia.

Tipos de clima en el mundo

Clima tropical: Su situación geográfica es por el norte y sur del clima ecuatorial. La temperatura más baja que encontramos en este clima es de 18º C. Su extensión va, desde el Ecuador hasta los Trópicos.

Las mayores lluvias se producen en los meses de verano. Caribe, llanos y costas de  Colombia y Venezuela, costa del Ecuador, costa norte del Perú, la mayor parte de Brasil, este de Bolivia, noroeste de Argentina, este de Paraguay, centro y sur de África, sudeste asiático, norte de Australia, sur y parte del centro de la India, la Polinesia etc. y las costa surcentral del Pacífico de México.

Tipos de clima en el mundo

Clima subtropical árido: En estas zonas las lluvias son muy escasas. Suroeste de América del Norte, norte y suroeste de África, oriente medio, costa central y sur del Perú, norte de Chile, centro de Australia.

Tipos de clima en el mundo

TEMPLADOS
Clima chino:
Este clima se podrá decir que se encuentra, a medias, entre el cálido continental y el tropical lluvioso. Si viajamos a estos países nos encontraremos unos veranos cálidos y húmedos e inviernos muy parecidos a los que disfrutan los países mediterráneos.

Sudeste de Estados Unidos y Australia, sur de China, noreste de Argentina, sur de Brasil y Uruguay, norte de la India y Pakistán, Japón y Corea del Sur.

Tipos de clima en el mundo

Clima mediterráneo: Lo más destacado del clima mediterráneo se encuentra en los veranos, caracterizados por una gran sequía y altas temperaturas. Los inviernos son suaves.

Zona del Mediterráneo, California, centro de Chile, sur de Sudáfrica, suroeste de Australia.

Tipos de clima en el mundo

Clima oceánico o atlántico: En esta zona se puede decir que no existe verano propiamente dicho, ya que no disfrutan de una estación seca.

Zona atlántica europea, costas del Pacífico del noroeste de Estados Unidos y de Canadá, sureste de Australia, Nueva Zelanda, sur de Chile, costa de la Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Tipos de clima en el mundo

Clima continental: Se caracteriza por tener bien definidas las cuatro estaciones. La principal diferencia, con los otros climas templados, se encuentra en la temperatura ya que su amplitud térmica es mucho mayor, teniendo inviernos fríos y secos y veranos cálidos y lluviosos.

Centro de Europa y China y la mayor parte de Estados Unidos, norte y noreste de Europa, sur y centro de Siberia, Canadá y Alaska.

Clima continental árido o desierto continental: Zonas de lluvia insignificante.

Asia Central, centro-oeste de América del Norte, Mongolia, norte y oeste de China. 

Tipos de clima en el mundo     

FRÍOS
El frío es extremo todo el año, debido a la escasa altura del sol en el horizonte y a las largas noches que en algunos casos pueden llegar a durar hasta seis meses.

Tipos de clima en el mundo

Clima de tundra: Región Ártica y Subantártica Subglaciar, Groenlandia, parte de Siberia, Tierra del Fuego (Argentina, Chile).

Clima polar: En el Ártico y en la Antártida.

Clima de montaña: Zonas montañosas de más de 3.500 metros de altura, cerca del ecuador terrestre, de unos 2.000 ó 1.500 m. en las zonas templadas, y menos de 1.000 m. en regiones frías.

Estas clases de climas, con sus ligeras variaciones, han perdurado al paso del tiempo, pero todo esto va a cambiar si no lo remediamos urgentemente, debido al cambio climático.

Tipos de clima en el mundo     
CAMBIO CLIMÁTICO
El cambio climático, es la mayor amenaza medioambiental a la que se enfrenta la humanidad. Para ello es fundamental un cambio en la forma de producir y usar la energía, que es la mayor fuente de emisiones de CO2.

La sustitución de formas de obtención de energía sucias, por otras sostenibles necesita la paralización de los nuevos proyectos de centrales térmicas por su carácter de fábricas de cambio climático, el cierre progresivo de las centrales nucleares y el apoyo a la generación de electricidad con fuentes renovables: eliminando las barreras que existen para su crecimiento a gran escala, y contando con el papel que los ciudadanos pueden jugar para transformar el sistema energético.

Hay un amplio consenso científico sobre la estrecha relación entre las concentraciones atmosféricas, de los gases de efecto invernadero generadas por la actividad humana, y los cambios observados recientemente en el clima terrestre.

Estos gases se producen de forma natural y son fundamentales para la vida en la Tierra; impiden que parte del calor solar regrese al espacio, y sin ellos el mundo sería un lugar frío y yermo. Pero cuando el volumen de estos gases es considerable y crece sin parar, provocan unas temperaturas artificialmente elevadas y modifican el clima.

El principal culpable del aumento de gases de efecto invernadero en la atmósfera es el proceso de industrialización iniciado hace siglo y medio y, en particular, la combustión de petróleo, carbón y gas para producir energía, la tala de bosques y algunos métodos de explotación agrícola. Estas actividades han aumentado enormemente el volumen de "gases de efecto invernadero" de forma muy rápida en la atmósfera, sobre todo de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso.

Para evitar un cambio climático peligroso, necesitamos reducciones drásticas y rápidas de emisiones de gases de efecto invernadero. El sector que más posibilidades tiene de reducir de forma eficaz sus emisiones es el eléctrico, a través del ahorro, de la eficiencia y de la introducción de las energías renovables en la generación de electricidad.

Energías renovables, ante el Cambio Climático.

Desde un punto de vista ético y desde una perspectiva legal y práctica, el peso inicial de la reducción de las emisiones tiene que recaer en los países industrializados, los principales causantes del cambio climático.

El efecto invernadero es un fenómeno natural que se ha desarrollado en nuestro planeta y evita que una parte del calor del sol recibido por la tierra deje la atmósfera y vuelva al espacio, produciendo un efecto similar al observado en un invernadero.

Este mecanismo permite que el planeta tenga una temperatura aceptable para el desarrollo de la vida tal y como la conocemos. Consiste en la absorción, por parte de los llamados gases de efecto invernadero presentes en la atmósfera, de las radiaciones infrarrojas emitidas por la superficie terrestre a causa del calentamiento debido al sol, impidiendo que escapen al espacio y aumentando, por tanto, la temperatura media del planeta.

El efecto invernadero es producido tanto de manera natural, como de manera artificial, (principalmente por la industrialización) debido a la acumulación de los gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Desertización debido al Cambio Climático.

Estos gases, dióxido de carbono (CO2), vapor de agua (H2O), ozono (O3), metano (CH4), óxidos de nitrógeno (NOx) y los clorofluorocarbonos CFCs, se encargan de absorber la energía emitida por el sol, impidiendo que los días sean demasiado calurosos o las noches demasiado frías.

Un aumento en la emisión de estos gases, provoca grandes cambios drásticos en el clima mundial haciéndolo cada vez más impredecible, sufriendo alteraciones en las temperaturas regionales, en los regímenes de las precipitaciones, incrementos en la desertificación, alteraciones en la agricultura, el calentamiento de la corriente termohalina y el retroceso de los casquetes polares, incrementando así el nivel del mar y causando inundaciones en las zonas costeras y continentales en todo el mundo.

Estos gases son químicamente muy estables, por lo que pueden permanecer en la atmósfera durante varias décadas. Las corrientes de aire los transportan hasta la estratosfera donde algunos de ellos se desintegran bajo la luz ultravioleta. En este proceso de desintegración, se liberan moléculas de cloro o bromo, provocando una reacción en cadena que ocasiona la destrucción de las moléculas de ozono, provocando el agujero en la capa de ozono.

El cambio climático va unido a un modelo energético dependiente del petróleo, el carbón y el gas. La quema de estos combustibles fósiles libera grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, el gas de efecto invernadero más abundante.

Las concentraciones atmosféricas de CO2 a nivel mundial se han incrementado un 35% por encima de los niveles pre-industriales. De hecho, las concentraciones actuales de CO2 no han sido superadas en los últimos 420.000 años y, probablemente, tampoco en los últimos 20 millones de años.

El uso de combustibles fósiles incrementa la dependencia de las importaciones de petróleo y destruye el clima. La única manera de evitarlo es gestionar la demanda de energía, aumentar la eficiencia energética y el uso de energías renovables.

La deforestación y la degradación de los bosques son causa y resultado del cambio climático. Los bosques absorben CO2, actuando fotos como un "sumidero" pero, cuando se deterioran o destruyen (por ejemplo en incendios y deforestación) se convierten en una "fuente" liberando CO2 a la atmósfera.

Hasta una quinta parte de las emisiones de CO2 mundiales, se deben a la tala indiscriminada de árboles. Ésta, a la vez que empobrece el suelo y lo deja desprotegido ante la erosión y la evaporación del agua, contribuye aún más al cambio climático. Al aumentar las sequías y la presión humana sobre el manto forestal, éste se ve en peligro.

Contaminación = Cambio Climático.

Debido al cambio climático se espera un aumento en las sequías y en los incendios. En muchos casos los incendios están asociados a la deforestación, cuyo efecto acelerador sobre la desertificación es conocido. A menudo, la tala es debida a la búsqueda de suelos para implementar monocultivos intensivos altamente demandantes en energía, agua, abonos derivados del petróleo y tóxicos que contaminan las aguas subterráneas y superficiales.

La pérdida de los bosques y de las especies, afectará a la vida de todos con costes económicos desproporcionados en los países pobres y en vías de desarrollo.

Nunca antes la humanidad, se ha enfrentado con una crisis ambiental de la magnitud del cambio climático. Si no actuamos urgentemente, las consecuencias serán irreversibles y afectaran a las futuras generaciones durante cientos de años.

El aumento de la temperatura es la consecuencia directa del aumento de la concentración de los gases de efecto invernadero, que impiden que parte del calor solar regrese al espacio, modificando de esta manera el clima. El aumento de la temperatura de la Tierra es sólo uno de los efectos que estamos sufriendo.

PRINCIPALES IMPACTOS:

- Aumento del nivel del mar.
- Desaparición de masa de hielo y glaciares.
- Deshielo de los Polos.
- Economía y seguros.

- Efectos a largo plazo.
- Emigración (cambio climático y pobreza).
- Fenómenos meteorológicos extremos.
- Impactos con cambio moderado.
- Incendios forestales y sequías.
- Pérdida de habitats.
- Pérdida de recursos.
- Salud humana.
- El coste humano y económico.

Es posible encontrar la solución al cambio climático, mediante la sustitución completa de las energías sucias por renovables, junto a un uso más eficiente de la energía.

Deforestación debido al Cambio Climático

Con las tecnologías disponibles en la actualidad, es viable plantearse un sistema de generación basado únicamente en energías renovables, no sólo para cubrir la demanda eléctrica sino también la demanda energética total.

Los graves problemas ambientales que está generando la obtención de energía, hacen necesario que se actúe desde todos los frentes posibles: como consumidores podríamos impulsar un cambio más rápido eligiendo energía limpia. La energía más limpia es la que no se consume, por ello debe ser prioritario en todo momento el ahorro y la eficiencia energética.

Podemos hacer algo sobre el calentamiento global. Si actuamos juntos, gobiernos, industria y poblaciones de todo el mundo, podremos mantener el aumento de la temperatura por debajo de 2ºC, pero si seguimos actuando como hasta ahora, la temperatura media global podrá subir casi 6 ºC durante el curso del siglo.

Tenemos que actuar rápidamente, los próximos diez años son cruciales.

Hay que trabajar para lograr un modelo energético sostenible, y apostar por una revolución energética capaz de reducir las emisiones de CO2, para evitar un cambio climático peligroso.

No tenemos muy claro como acabará esto, pero lo que sí que nos imaginamos, es que la forma de viajar y los destinos que elijamos, serán muy distintos a los de ahora.

Esperamos que todos reaccionemos a tiempo y podamos encontrar una solución, antes de que sea demasiado tarde.

Un saludo y buena suerte.

Cuentatuviaje.net





ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related News


Fotos de animales mas tiernos
Fotos de sandalias altas lindas
Fotos de enfermedades bucales
Fotos de luciana salazar desnuda